Noticia

Las ART Accidentes de Trabajo · Asesoramiento legal

Dr. Estanislao Iacona

Dr. Estanislao Iacona

Las aseguradoras de riesgos del trabajo, tambien llamadas «ART», son entidades de derecho privado (Art. 26) con nes de lucro, previamente autorizadas para funcionar por la Superintendencia de Seguros de la nacion y superintendencia de riesgos del trabajo.
Tienen que reunir un requisito de solvencia económica: contar con un capital de $ 3.000.000 que se debe integrar al momento de su constitución y tener capacidad de gestión.

Deben tener como único objeto el otorgamiento de las prestaciones de la LRT, tanto en dinero como en especie. Se trata del órgano de gestión que tiene a su cargo las prestaciones y demás acciones previstas en la LRT.
El órgano de control es la SRT, que es un nuevo organismo, una entidad autárquica en jurisdicción del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.

Los deberes esenciales de las ART son los siguientes (art. 31):

1) Asegurar obligatoriamente a las empresas que requieran sus servicios;

2) Otorgar obligatoriamente, bajo apercibimiento de sanción penal, las prestaciones de la ley, aunque el empleador hubiera omitido declarar su obligación de pago o la contratación de un trabajador, sin perjuicio del derecho de repetición: en el primer caso repite lo pagado y, en el segundo, sólo puede cobrar las cotizaciones adeudadas;

3) Tomar al trabajador en el estado en que se halla al aliarse, no pudiendo realizar discriminaciones ni exámenes de ingreso: es un riesgo inicial que debe asumir obligatoriamente;

4) Llevar un registro de siniestralidad por establecimiento.

Es obligación de los empleadores denunciar el hecho (siniestro), porque a partir de allí empieza la obligación de la ART.
Las faltas cometidas por las ART son sancionadas con una multa que oscila entre veinte y dos mil Mopre (la ley 26.417 sustituyó todas las referencias al módulo previsional (Mopre) en la normativa vigente y las reemplazó por el concepto de haber mínimo garantizado)

3.1 Obligación legal de la ART de visitar a los asegurados
Sin perjuicio del rol que le cabe a las aseguradoras dentro del sistema, y su eventual responsabilidad por daños a la luz de la normativa civil, lo cierto es que no existe resorte legal que obligue a las ART a visitar a cada una de las empresas aseguradas con una periodicidad determinada.
Por ello, el mayor o menor índice de “visitas” o inspecciones depende fundamentalmente de dos factores: 1) de la siniestralidad de la empresa (un índice de incidencia alto impacta negativamente en los números de las aseguradoras, por lo que las visitas se intensicarán en esos casos); 2) cuestiones de tipo comercial (hacer actos de presencia con determinado tipo de clientes –por lo general de prestigio- o en los que ocupan muchos trabajadores, para dar la sensación de panóptico)

4. SRT
Las principales funciones de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) son (art. 36):
-supervisar y scalizar el funcionamiento de las ART;
-imponer las sanciones previstas en la LRT;
-efectuar el control de las normas de higiene y seguridad en el trabajo, pudiendo dictar disposiciones complementarias que la ley o decretos reglamentarios le hayan otorgado;
-imponer las sanciones que prevé la LRT:
-requerir la información necesaria para el cumplimiento de sus competencias, y efectuar allanamientos mediante orden judicial y el auxilio de la fuerza pública;
-administrar el Fondo de Garantía creado por la LRT;
-llevar el Registro Nacional de Incapacidades Laborales, en el cual se registran los datos de los siniestros ocurridos y se elaboran los índices de siniestralidad;
-supervisar y scalizar a las empresas autoaseguradas por el cumplimiento de las normas de higiene y seguridad en el trabajo;
-y el cumplimiento del Registro de Prestadores Médicos (dec. 1694/2009).

5. Financiamiento
El sistema se nancia esencialmente con las contribuciones que las empresas deben pagar mensualmente a la ART. Consiste en una cuota mensual a cargo del empleador sobre un porcentaje determinado de su nómina salarial imponible, para cuya jación se tiene en consideración el nivel de ingreso de la empresa, la calicación de su actividad y la siniestralidad pasada y futura.

6. Comisiones médicas.
Las comisiones médicas tienen distintas funciones (arts. 21 y 22); entre ellas, son las encargadas de dictaminar:

1) El grado de incapacidad del trabajador;

2) El carácter de la incapacidad, es decir, la calicación médico-legal que determina si efectivamente se trata de un accidente de trabajo o de una enfermedad profesional amparados por la ley 24.557;

3) La naturaleza laboral del accidente o profesional de la enfermedad y el contenido y alcance de las prestaciones en especie

Parte de la doctrina –y luego la jurisprudencia de la Corte Suprema- ha criticado el alcance de las facultades conferidas por el art. 21 a las comisiones médicas, por entender que estas tareas, especialmente el análisis de presupuestos fácticos y jurídicos para determinar si se trata de un accidente de trabajo o expedirse sobre la

existencia de dolo del empleador, resultan de exclusiva competencia judicial.
Si el trabajador no estuviere de acuerdo con el alta otorgado por la ART o con el grado de incapacidad jado por aquélla, podrá apelar dicha resolución en el plazo de diez días por ante la comisión médica interviniente en la zona del accidente, debiendo realizar denuncia ante ésta o comunicar ello a la ART mediante carta documento dentro del plazo referido.
La comisión médica someterá a evaluación médica al trabajador, a quien se recomienda concurrir a la audiencia que se je al efecto, con estudios actualizados que justiquen su reclamo.
Las resoluciones de las comisiones médicas locales son recurribles –por medio del recurso de apelación- ante la comisión médica central o ante el juez federal con competencia en cada provincia.